English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

11 noviembre 2009

DEMANDA

Denuncia

Presidencia de la Republica
Residencia Oficial de los Pinos, Puerta 1
Col. San Miguel Chapultepec
México, D. F., C. P. 11850

Asunto: Denuncia

At´n.: Lic. Felipe Calderon Hinojosa
Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos
Presente.

"Fraude, abusos, explotación, corrupción e impunidad en Cuerpo de Guardias"

Como miembros operativos en activo de la Jefatura de Policía Industrial Bancaria del Estado de México (creada en 1947) y/o Cuerpo de Guardias de Seguridad Industrial, Bancaria y Comercial del Valle Cuautitlán-Texcoco (en adelante "la Corporación") dependiente de la Secretaria de Gobierno, la Agencia de Seguridad Estatal y la Dirección General de Seguridad Publica y Tránsito del Estado de México; como se indica claramente en la pagina de internet de los Cuerpos de Seguridad Auxiliares del Estado de Mexico www.cusaem.gob.mx, denunciamos ante las autoridades Federal y Estatal así como ante la opinión publica nacional e internacional, las irregularidades y abusos que hemos padecido los guardias de dicha Corporación por décadas de administraciones corruptas.

Desde que ingresamos, quincenalmente, sin nuestra autorización expresa individual y anticonstitucionalmente; la Corporación descuenta del sueldo de todos los aproximadamente 5000 guardias, primero 1% de 1951 a 1977, y luego por acuerdo unilateral (01/abril/1977) de los entonces Gobernador y Director de Seguridad Publica y Transito del Estado de México, un porcentaje que se ha incrementado de 2% a 8.5% actualmente, para integrar un Fondo de Retiro de nuestro mismo dinero, evadiendo así la Corporación sus obligaciones sobre seguridad social como patrón.

Al utilizarlo para enriquecimiento personal, comprar terrenos, patrullas, y construir las oficinas, clínica, stand de tiro y frontón de la Corporación, organizar festivales, así como para pagar pensiones e incapacidades de nuestro propio dinero; y sin que los guardias hayamos tenido realmente voz ni voto para la elección de los administradores, dicho fondo siempre ha sido malversado por seudo-administradoras, antes y después de su creación por parte de los altos mandos de la misma Corporación, como el Consejo de Administración del Fondo de Pensiones y Jubilaciones creado el 14/mayo/1986 y liquidado fraudulentamente el 14/mayo/1999, ya que no se reintegró el total de las aportaciones y los intereses generados a todos los guardias; entregándoles solo a algunos una cantidad ínfima, puesto que durante toda la existencia del Consejo, la entrega-recepción del patrimonio del Fondo se hacía siempre en "ceros" por que "nunca había dinero" a pesar de los millones de pesos que recibe el Fondo.

Luego desde su creación el 01/abril/1999 y hasta el presente, el Fideicomiso del Plan de Pensiones y Jubilaciones para el personal del citado Cuerpo de Guardias, sigue financiándose con el descuento de 8.5% de nuestro sueldo (rubro: "APO.FIDEI.P/FON.PEN.JUB.8.5%"), sin rendir cuentas sobre las aportaciones. (ANEXO D)

Respecto al descuento de 8.5% y la devolución de nuestras aportaciones al Fondo de Retiro, tanto el Consejo de Administración en su momento como ahora el Comité Técnico del Fideicomiso, mediante argucias legales dicen que no hacen retención alguna por que no existe relación laboral con ellos; a su vez la Corporación, creadora de ambas seudo-administradoras, dice que no le corresponde hacer la devolución por que solo hace las retenciones y las transfiere a las seudo-administradoras.

Entonces, ¿Quién tiene el dinero de todos los guardias? La Corporación argumenta no tener injerencia en la administración del Fideicomiso no obstante que su Director de Asuntos Jurídicos, Luis Gerardo Castro Clavel, aparece en algunos informes semestrales del Fideicomiso como Presidente del Comité Técnico que administra el Fondo (ANEXO B).

La Corporación se ha negado sistemáticamente (contestando lo que no se le pide), aun a mandato expreso de la autoridad, a proporcionar nombre completo de los integrantes y dirección actuales del Comité Técnico del Fideicomiso para el cual ella misma efectúa el descuento de nuestro sueldo.

Del Fideicomiso demandamos el pago del Fondo de Retiro financiado con nuestro propio dinero, derivado de la relación laboral con quien lo creó y efectúa directamente las retenciones a nuestro sueldo, la propia Corporación, misma que es un organismo coordinado y descentralizado del Gobierno del Estado de México.
No obstante ser autofinanciable por alquilar sus guardias para servicios de vigilancia exclusivamente a particulares, empresas, industrias y bancos, y cobrar mas de 50% sobre lo que realmente nos paga obteniendo ganancias millonarias; la Corporación de ninguna manera es autónoma, ya que operativa y administrativamente su mando depende del Gobierno del Estado de México, a través de su Secretario de Gobierno y Director de Seguridad Publica y Tránsito.

Estamos contratados por esta corporación policiaca del Gobierno del Estado de México cuyos servicios son subcontratados por empresas privadas mismas que pagan nuestro sueldo completo.

Sin embargo, como trabajadores los guardias estamos en una incertidumbre jurídica, al no definirse constitucionalmente si pertenecemos al Apartado A (trabajador de empresa privada) o al Apartado B (trabajador del gobierno), ya que según les convenga a los funcionarios del gobierno, cuando se trata de responsabilidades somos servidores públicos, pero cuando exigimos nuestros derechos entonces no lo somos.

No obstante que en toda correspondencia oficial se indica: "Gobierno del Estado de México, Secretaria de Gobierno, Agencia de Seguridad Estatal, Dirección General de Seguridad Publica y Tránsito, Jefatura de Policía Industrial Bancaria del Estado de México, Cuerpo de Guardias de Seguridad Industrial, Bancaria y Comercial del Valle Cuautitlán-Texcoco".

Ejemplos de abusos: el servicio medico proporcionado inicialmente en una clínica construida y operada con dinero propio de nosotros los guardias y donaciones de empresas privadas, y actualmente en una clínica de la Policía Auxiliar del Estado.

Evadiendo así nuestra afiliación ya sea al ISSEMYM o al IMSS desde nuestro ingreso a la Corporación, lo cual viola nuestros derechos de seguridad social en este caso, mismos que son irrenunciables e imprescriptibles. Además, tal vez por ordenes superiores para "ahorrar", es común que los médicos generales eviten hasta lo ultimo que los guardias recibamos atención medica especializada, tratando a veces repetida e infructuosamente de curar una enfermedad mientras el paciente empeora (Ruben Paz Hurtado, Semanario Cómo "Caso: Romulo Martínez Fuentes", 28/marzo/1994). (ANEXO A)

Aprovechándose de la ignorancia, la Corporación dolosamente no nos paga a los guardias los días que estamos a disposición (periodo desde que la propia Corporación nos remueve de un servicio/empresa hasta que nos envía a otro) y pasado el tiempo, al reclamar tal pago, argumenta que ya prescribió, siendo que la Constitución dice que los derechos son irrenunciables. Independientemente de que la Corporación nos envíe a uno u otro servicio/empresa, nosotros estamos contratados permanentemente por y al servicio de la Corporación, y por lo tanto siempre debemos recibir nuestro sueldo como lo establece la Ley de Seguridad Publica del Estado de Mexico.

La Corporación retrasa intencionalmente nuestra pensión, incluso a pesar de exceder sus requisitos y solicitarla por los medios establecidos por ella misma, obligándonos a continuar en servicio hasta edades muy avanzadas, con problemas de salud o a aceptar pensiones inferiores a las correspondientes conforme al total del sueldo, grado y antigüedad individual (ANEXO C).

Ejemplos: Pedro Sabino de la Cruz (32 años de servicio con solicitud de pensión desde 29/agosto/2005 sin recibirla todavía), Ranulfo Hernández Pablo (inscrito al ISSEMYM solo por un tiempo), Jose Guadalupe Sanchez Samperio (50 años de servicio, casi duplicando lo necesario para pensión sin recibirla todavía), Filemon Jordan Antonio Hernández (33 años de servicio con pensión inferior a la correspondiente a su grado), Jesus Vaquero Rosas (21 años de servicio, despedido sin indemnización, ni pensión, ni servicio médico), Felipe Vazquez Mejia (24 años de servicio, despedido sin indemnización, ni pensión, ni servicio médico).

La Corporación efectúa retenciones sobre casi el total de percepciones (ANEXO D), pero pensiona solo sobre una parte (haberes).

Inclusive nos obliga a perder nuestra antigüedad si somos afiliados al ISSEMYM en lugar de transferirle retroactivamente, conforme a nuestra fecha de ingreso, todas las cuotas correspondientes o devolvernos inmediatamente nuestras aportaciones al Fondo de Retiro.

Se nos descuenta dinero de nuestro sueldo como si estuviéramos afiliados al ISSEMYM pero recibimos mucho menos beneficios.

Todo esto por ser considerados personal administrativo regido por "sus propias leyes".
Con mucho menos derechos que cualquier otro trabajador, los guardias trabajamos en una esclavitud moderna con sueldos miserables, jornadas agotadoras y arriesgando nuestra vida durante el trabajo.
Se viola la mayor parte de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, principalmente los artículos 7 (igualdad ante la ley), 22 (seguridad social), 24 (derecho al descanso, limitación razonable de la duración del trabajo y vacaciones pagadas) y 25 (nivel de vida digno).
Somos tratados como Mexicanos de segunda, ya que trabajamos hasta 96 horas semanales, 48 horas normales y otras 48 horas extra sin el pago correspondiente conforme a la Ley Federal del Trabajo, no tenemos día de descanso obligatorio, nos pagan 1-2 días después de la quincena, etc., es decir, se nos niegan las prestaciones a que todo trabajador Mexicano tiene derecho conforme a la Ley Federal del Trabajo con el argumento de que somos personal administrativo regido por "sus propias leyes" las cuales reducen o eliminan por completo nuestros derechos, violando principios básicos del Derecho señalados en Leyes Federales en materia laboral y de seguridad social, provocando exclusión, desigualdad e injusticia.
Esto a pesar de lo que por ejemplo dice textualmente el Articulo 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:

"Artículo 133. Esta Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los Tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada Estado se arreglarán a dicha Constitución, leyes y tratados, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las Constituciones o leyes de los Estados."

Es así como con "sus propias leyes" la Corporación viola cualquier derecho pretendiendo que: un guardia tenga que trabajar 24 horas continuas o más (si tiene que doblar turno) sin descanso o que esté de pie hasta 12 horas continuas en la banqueta de la empresa a la que es asignado, a veces sin comer y a la intemperie; que no muestre cansancio por que es faltar al deber; que no exija sus derechos por que se considera insubordinación; que no haga preguntas por que se le considera conflictivo; o que sea discriminado, aun en contra de nuestra Constitución.

No somos maquinas, antes que guardias somos Mexicanos y seres humanos con los mismos derechos que cualquier otra persona, pero al parecer "¿La ley no se hizo para empleados del Gobierno?" (Laura Bolaños, Revista Quehacer Político, Julio 26, 1993). (ANEXO A)

"En general hay bastantes precariedades en la Policía: 1) Mal salario, 2) Malos tratos, 3) 'El entre', 4) No les dan uniformes, 5) No les dan capacitación, 6) No hay incentivos en la Policía, no hay un servicio civil de carrera, 7) Los obligan a trabajar horarios infrahumanos, 8) No tienen vida familiar. Por esto los policías salen huyendo… pero de las corporaciones policíacas" (Arturo Arango, investigador Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad, Periódico Reforma, Febrero 19, 2007). (ANEXO A)

Durante décadas los Directores de la Corporación han aprovechado el miedo, la ignorancia y la desconfianza de muchos guardias, así como la apatía de algunos otros, siempre al amparo de autoridades corruptas, para seguir explotándonos y reprimir física y psicológicamente a aquellos que han decidido exigir sus derechos (Rubén Paz Hurtado, Semanario Cómo "Caso: Maximino Cruz Sánchez", 1994), ya sea amenazándolos, golpeándolos o inventándoles supuestos delitos para despedirlos y robarles lo que les corresponde (ANEXO A); mostrando total desinterés y hasta desprecio por los guardias ya que la mayoría de los Directores permanecen menos de un año en el cargo, a veces solo un par de meses, lo suficiente para beneficiarse así mismos.

Recientemente el director de la Corporación en la pagina 2 del boletín mensual interno No. 1 de Abril 2007, afirmó que los guardias arriesgamos nuestra vida diariamente y que deseaba reconocernos en vida por nuestro desempeño y logros. En la pagina 5 del mismo boletín, el Director Operativo de la Corporación Benito García Rojo, afirma que el activo más valioso somos nosotros los guardias, que esta comprometido a mejorar nuestras prestaciones sociales y a entregarnos los recursos necesarios para el desempeño de nuestro trabajo.

Al respecto nos preguntamos, ¿Cuáles reconocimientos en vida? Si no hay servicio civil de carrera y cuando un guardia se pensiona esta condenado prácticamente a la mendicidad. ¿Somos el activo más valioso? Por supuesto se debe referir a los millones que gana la Corporación con nuestro trabajo. ¿Cuáles prestaciones sociales? Si el servicio medico, las pensiones, las incapacidades, etc. lo pagamos nosotros mismos con el 8.5% que la Corporación descuenta de nuestro sueldo. ¿Cuáles recursos necesarios? Si la calidad de nuestros uniformes, cuando hay en existencia, ha disminuido constantemente no obstante que las empresas pagan por el.

La Corporación ni siquiera nos da pluma o papel para redactar nuestros informes diarios, por esto tenemos que andar pagándolos de nuestra bolsa o pidiéndoselos a la empresa donde estamos asignados.

Es muy común encontrar casos de guardias que después de años de trabajo en la Corporación, son despedidos sin recibir un solo centavo de indemnización. Peor aun es cuando los guardias son asesinados por los delincuentes durante su trabajo, por que los familiares de los guardias se enfrentan a la prepotencia e indiferencia de los mandos de la Corporación, y sufren un calvario para reclamar la indemnización, pensión y servicios médicos correspondientes.

Esto es tal vez por que su caso no es conocido públicamente, como el de los escoltas del Gobernador del Estado de México, que murieron durante su trabajo. Además del homenaje publico y de acuerdo a la declaración del Comisionado de la Agencia de Seguridad Estatal, Hector Jimenez Baca, publicada en el periódico El Universal el 13/mayo/2007; los familiares de los escoltas recibirán $200 mil (indemnización), $160 mil (seguro de vida), pensión vitalicia y gastos funerarios. Aunque la vida no tiene precio, ojalá que los familiares de cualquier policía que muere recibieran eso y mucho más.
Desafortunadamente, en situaciones tan tristes como esta, nosotros los guardias también somos considerados Mexicanos de segunda al ser tratados arbitraria e injustamente a pesar de haber trabajado durante décadas con verdadera vocación de servicio.

Tanto el actual Presidente de México como el Gobernador del Estado de México han dicho públicamente que sin seguridad no hay futuro. El Presidente Felipe Calderon Hinojosa dijo el pasado 29/mar/2007 en Oaxaca que "su gobierno esta comprometido a eliminar la corrupción, el abuso y la impunidad".
Sin embargo, ¿Cómo podemos tener un México competitivo, seguro para vivir y atractivo para los inversionistas; cuando hay ineptitud y corrupción en los mandos de las corporaciones policíacas, los policías son explotados y las autoridades no imparten justicia? Trabajando en tales condiciones de explotación, ¿Con que cara se le puede pedir a un policía que arriesgue su vida y desampare a su familia?
Es indignante e injusto que un policía retirado, como muchos Mexicanos con pensiones miserables, tenga que volver a trabajar para sobrevivir. Cualquier estrategia para combatir a la delincuencia y recobrar la seguridad para las familias y empresas fracasará mientras exista un trato inhumano e injusto para los policías encargados de proteger a la sociedad.

El asunto de fondo, no es si somos o no personal administrativo, lo que sea que esto signifique, sino que somos trabajadores explotados por una corporación policiaca del propio Gobierno del Estado de México, supuestamente sin derechos; y encima de todo, nos roban el producto de nuestro trabajo y patrimonio de nuestras familias.
La explotación de nosotros los guardias es un claro ejemplo de que en México todavía prevalece la injusticia y la impunidad en casos como el nuestro donde se ha practicado una procuración y administración de "justicia" ad hoc (a modo) para proteger intereses corruptos y dejarnos desamparados como trabajadores. La transparencia y rendición de cuentas no existen en la Corporación.

Señor Presidente Felipe Calderon Hinojosa:

1) Solicitamos su intervención para que se nos haga justicia.
2) Audiencia para una exposición detallada.
3) Exigimos la devolución inmediata, total y actualizada de nuestro dinero del Fondo de Retiro financiado con el 8.5% de nuestro sueldo (que no es una prestación de la Corporación, sino el producto de nuestro ahorro durante todos los años de trabajo en la Corporación).
4) Nuestra inscripción al ISSEMYM respetando nuestra antigüedad.
5) La pensión correspondiente.
6) El pago de prestaciones laborales en nuestro carácter de trabajadores del Estado retroactivamente a nuestra fecha de ingreso a la Corporación.
7) Auditoria sobre nuestras aportaciones al Fondo de Retiro de 1951 a la fecha.
8) La consignación de todos los funcionarios corruptos que resulten responsables.

Todo lo comprobamos con casos personales reales y copia de documentales públicas (sentencias, notas periodísticas, etc.) y privadas (recibos de pago, circulares, reglamentos, informes, etc.), ya que los originales de estas últimas están en poder de la Corporación.

Atentamente,

(se anexan firmas) cusaem